viernes, 9 de febrero de 2018

Reconociendo la grandeza de Dios. Salmos 66