sábado, 3 de febrero de 2018

La Protección de Dios. Salmos 60